Mariano Carmona Pérez ha sido reelegido hoy secretario general de UGT en Cantabria con un respaldo de un 90% de votos favorables (125 de 138) del pleno del 14º Congreso Regional del sindicato, que se ha celebrado hoy de manera telemática por primera vez en su historia por las restricciones de la pandemia de la Covid-19.

Carmona, sindicalista de la empresa SEG-Automotive afronta su segundo mandato al frente de UGT, sindicato mayoritario en Cantabria, cinco años después de ser elegido por primera vez en mayo de 2016 en sustitución de María Jesús Cedrún.

Las candidaturas de los demás órganos de dirección del sindicato recibieron también un amplio apoyo cercano al 90% de los delegados congresuales: la de la Comisión de Control Económico, un 91% de sufragios favorables; y la delegación al Comité Confederal, un 88%.

El informe de gestión de estos cinco últimos años de la Ejecutiva regional saliente de UGT fue aprobado por un 91% de votos favorables del pleno del 14º Congreso Regional (124 a favor, 2 en contra y 10 abstenciones).

Mariano Carmona liderará una nueva Ejecutiva regional del sindicato se completa con otros 10 integrantes, cinco mujeres y cinco hombres, incluidos los secretarios en las cinco comarcas en las que se distribuye el sindicato en la región.

La lista la forman Santos Ortiz, como secretario de Organización y Comunicación; Concepción Trueba, secretaria de Administración; Valentín Fernández, secretario de Acción Sindical y Coordinación Jurídica; Julio Ibáñez, secretario de Formación y Empleo; y Pilar Santamaría, en calidad de secretaria de Igualdad y Protección Social.

Además, Sara Gutiérrez será la secretaría de la Unión Comarcal de UGT en Besaya; Wladimir Palazuelos, en la Central; Carolina Fernández, en la Comarca Oriental; Rosa María Alonso, en Campoo; y Alfredo Rodríguez, en la Comarca Occidental.

Retos difíciles de cuantificar

Nada más ser elegido, y por vía telemática al estar confinado por un contagio positivo proveniente de la negociación reciente en SEG Automotive, Mariano Carmona agradeció el apoyo recibido a su candidatura e inició su intervención en el acto de clausura, advirtiendo de «retos muy importantes que tenemos por delante en estos próximos cuatro años que son muy difíciles de cuantificar por la pandemia».

«Nos vamos a tener que enfrentar a formas de vivir distintas», precisó el recién reelegido secretario general de UGT en Cantabria, que reiteró la importancia del diálogo social «para que de verdad se generen políticas que repartan de una manera más justa la riqueza».

Carmona insistió en proseguir con la campaña con CCOO para exigir la subida del SMI y la derogación tanto de la reforma laboral como de la ley de pensiones de 2013, a la que también aludió el secretario general confederal de UGT, Pepe Álvarez, en el mismo acto de clausura.

Además, planteó como objetivos del sindicato «que se dote de los recursos necesarios para la prevención de riesgos laborales» y que «se refuerce la Inspección de Trabajo para obligar a los empresarios pillos a que cumplan».

Otro de los retos del sindicato citados por el secretario general de UGT en cantabria fue la revalorización del IPREM, el indicador que se utiliza como referencia para fijar las cuantías de numerosas ayudas públicas.

«Con el IPREM actual muchas personas simplemente están condenadas a vivir en la más absoluta pobreza», agregó Carmona, que también abogó por «recuperar las políticas de formación y especialmente la formación en valores».

Agilizar y desburocratizar el IMV

Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, reiteró los objetivos de derogar las reformas laborales, la ley de pensiones de 2013 y la subida del SMI; a las que añadió la necesidad urgente de «agilizar y desburocratizar» el Ingreso Mínimo Vital (IMV).

«Hay que decir la verdad y la verdad es que por mucho que nos hayamos esmerado en el diálogo social con un paquete de medidas para solucionar las penurias económicas que se han generado; mucha gente se ha quedado en el camino y tenemos que conseguir que muchas personas que ha solicitado el IMV lo cobren porque, de lo contrario, va a ser muy difícil atender a las necesidades de los trabajadores y trabajadoras», puntualizó Álvarez.

Álvarez añadió que «siento vergüenza que en nuestro país haya tanto millonario mientras hay gente que tiene que pedir comida o gente que tenga que dormir en la calle cuando no hay necesidad de que esto sea así».

«La pandemia llega a la recta final porque la vacuna tiene que llegar y posibilitar que podamos salir de ésta, aunque tenemos que salir con algunas cuestiones aprendidas y con medidas para no vernos ante la situación que hemos vivido, donde ha faltado de todo», subrayó Álvarez.

Por ello, el secretario general de UGT avanzó que su sindicato reclamará, entre otras reivindicaciones, duplicar la inversión pública en la sanidad y acabar con «la precariedad o miseria laboral y la precariedad de medios» de las residencias de mayores porque «se quiera o no, lo que se ha producido en este país es un auténtico genocidio en esas residencias mientras la sociedad se sentía orgullosa de sus trabajadores y trabajadoras por estar al pie del cañón con salarios muy bajos y condiciones muy precarias».

https://www.ugtcantabria.org/mariano-carmona-reelegido-secretario-general-de-ugt-en-cantabria-con-un-90-de-votos-favorables/