Las tripulaciones de la costera del bocarte sufren las consecuencias de las sanciones impuestas al transporte colectivo que les traslada a sus hogares o hasta el puerto

El Sector Marítimo-Portuario de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) de UGT en Cantabria ha solicitado a la Delegación del Gobierno flexibilidad y soluciones a los problemas con las sanciones al transporte colectivo de las tripulaciones de los pesqueros en plena costera del bocarte por las limitaciones de movilidad, que están forzando al uso del coche particular, en algunas ocasiones para largas distancias con el País Vasco, y vulnerar los períodos de descanso mínimos.

El sindicato aclara que las limitaciones legales a la movilidad por el Estado de Alarma obligan a transportar a un máximo de 3 tripulantes en vehículos de 8 plazas, lo que ha provocado sanciones de la Guardia Civil o de la policía autónoma vasca y que los pescadores se hayan visto obligados al uso de su coche particular para realizar los desplazamientos desde el puerto a su domicilio o en sentido contrario cuando acaban su jornada de descanso reglamentada.

UGT matiza que, en muchos casos, esos desplazamientos son de un centenar de kilómetros entre los puertos y los domicilios correspondientes si se tiene en cuenta a las tripulaciones que están faenando frente a las costas de Vizcaya o de Guipúzcoa.

El sindicato entiende que “las normas que restringen los desplazamientos por carretera están para cumplirlas” pero insta a la Delegación del Gobierno a “buscar fórmulas más flexibles para que estos trabajadores y trabajadoras puedan faenar y descansar entre jornada y jornada para evitar el cansancio y el riesgo de accidentes”.

“Si no se respeta el descanso reglamentado, el cansancio aparece y el riesgo de accidente de tráfico o en el mar es evidente, por lo que habrá que buscar una cierta flexibilidad o alguna solución”, subraya el Sector Marítimo-Portuario de UGT, que recuerda que “estos profesionales faenan muchas horas, muchas veces sin la distancia aconsejada por las autoridades sanitarias, y además, no pueden siquiera descansar en el desplazamiento a sus domicilios o desde estos al puerto.

Riesgo de amarre de los barcos

Además, el sindicato puntualiza que “a las menos horas de descanso, el cansancio y las sanciones económicas en los desplazamientos se une que se están pagando las capturas del bocarte a precios muy bajos (0,60 euros por kilogramo de media), por lo que los trabajadores se pueden plantear muy seriamente el amarre de los barcos”.

En este sentido, el Sector Marítimo-Portuario de UGT denuncia que “no se puede faenar si no se cumplen las condiciones mínimas de seguridad en el descanso ni una rentabilidad económica mínima de la costera del bocarte a la que se añaden sanciones económicas”, tras poner como ejemplo que en la lonja de Santoña se ha llegado a pagar de inicio por el bocarte 0,79 euros por kilogramo para cerrarse la subasta a 0,04 euros).

 

https://www.ugtcantabria.org/ugt-pide-flexibilidad-en-los-desplazamientos-de-los-tripulantes-de-los-pesqueros-cantabros-en-plena-costera-del-bocarte/