El Diario Montañés. Violeta Santiago 06/12/2016

UGT y CC OO critican al Gobierno por proponer en el calendario del año que viene que el 24 y 31 de diciembre, domingos, sean días laborables

UGT y CC OO lamentaron ayer públicamente que el Gobierno regional esté barajando un calendario de aperturas comerciales en domingos y festivos para el año que viene que incluye como laborables los días de Nochebuena y Nochevieja, que en 2017 coinciden en domingo. A sus ojos, haber fijado estas dos fechas supone «despreciar a los trabajadores del sector».

Representantes de los dos sindicatos (José Giráldez por UGT y Gregorio García por CC OO ) rechazaron, así, la propuesta que les trasladó ayer Raúl Pelayo, director general de Comercio, con quien se reunieron dentro de la ronda consultiva de la consejería para fijar las 10 jornadas festivas que se autorizarán. El Gobierno espera tener lista la propuesta esta misma semana y, en principio, hay acuerdo entre todos los implicados en replicar el calendario de este año, con cinco aperturas en verano y otras cinco en invierno, si bien la patronal de las grandes superficies reclama permiso para un domingo más en diciembre.

Según indicó ayer José Giráldez, de UGT, hay ya consenso sobre la apertura en nueve domingos concretos y sólo quedaría una fecha por decidir: las grandes superficies quieren colocar este día en diciembre, mientras que los minoristas quieren que se traslade al 30 de abril o el 15 de agosto.

Tanto UGT como CC OO le reprocharon al alto cargo del Gobierno que las fechas de apertura estén «a estas alturas» aún sin decidir. «No es serio ni es responsable», ya que los trabajadores «tienen derecho a organizar y decidir sobre su descanso y sobre sus futuras vacaciones». En años anteriores, las empresas manejaban esta información desde principios de noviembre.

Los sindicatos insistieron en que las aperturas dominicales y en festivos son «innecesarias», porque «no crean empleo, no generan riqueza y no suponen un factor determinante» para el negocio. En un comunicado conjunto subrayaron que «lo único» que consigue este sistema «es destruir la vida familiar de miles de cántabros».

Según indicaron, le han propuesto al Ejecutivo que se mire en el espejo del modelo comercial que «mejor funciona» en España, que sería el del País Vasco, donde no se abre ningún domingo. Los sindicatos respetan lo acordado en anteriores fechas, pero solicitan que se coloquen cinco aperturas dominicales en verano, tal y como ya ocurre en Santander, para que no se incremente el cómputo anual.

También censuraron al Gobierno que «se desmarque tanto de su discurso progresista en el que inciden, una y otra vez, en las personas, en los trabajadores y sus derechos para luego actuar de manera totalmente contraria y autorizar la apertura de Nochebuena y Nochevieja».