UGT, CCOO y USO han convocado cinco días de huelga de 24 horas, del 5 al 9 de noviembre, en el transporte de viajeros por carretera de Cantabria, tras no aceptar la patronal en la negociación del nuevo convenio colectivo incrementos salariales por encima del IPC, tal y como reclamaban los sindicatos para recuperar el poder adquisitivo perdido en los últimos años por el medio millar de trabajadores del sector.

La huelga, de la que se ha desvinculado el sindicato SCAT, fue respaldada el pasado 18 de octubre por una asamblea de trabajadores y afectará a todos los servicios de transporte de viajeros por carretera que circulen en el ámbito geográfico de Cantabria, ya sea en línea regular, discrecional o de transporte escolar.

UGT, CCOO y USO critican en un comunicado conjunto que la huelga responda a «la postura inflexible de la patronal, con la que ha sido materialmente imposible llegar a un acuerdo por su negativa a aceptar una propuesta de una subida salarial de un 2% en las tablas salariales en 2019 y seguir negociando el convenio colectivo».

Los tres sindicatos aclaran que «si después de 10 meses de negociación, la patronal sigue sin mover ficha y rechazan la justa compensación a la que tienen derecho los trabajadores por las congelaciones salariales de los años de la crisis, no hay otra opción que convocar una huelga mandata por los propios trabajadores en asamblea».

 UGT, CCOO y USO advierten que «si la patronal no rectifica, aplica el sentido común y alcanza un acuerdo antes del 5 de noviembre, el conflicto está en el sector estará asegurado».

Bájate el Comunicado de HUELGA