La Audiencia Nacional homologa el acuerdo de modificación sustancial de condiciones en Makro

Se desestima la demanda interpuesta por CCOO y USO

El pasado día 31 de mayo de 2018 se logró acuerdo colectivo en Makro, tras diecisiete sesiones de negociación, alguna de ellas prolongada durante la madrugada y hasta el día siguiente, durante tres meses, que fue suscrito por la mayoría del Comité Intercentros, con la oposición de CCOO y USO.

El acuerdo colectivo fue impugnado por esos dos sindicatos, que a última hora lo único que propusieron fue incrementar la indemnización por resolución de contrato, como si de un despido colectivo encubierto se tratara. Su impugnación se basó únicamente en defectos de forma y en que no concurría causa, que habían aceptado durante el desarrollo del periodo de consultas.

La Audiencia Nacional ha desestimado su demanda, en sentencia conocida hoy, recordando que el Convenio Colectivo de Makro fue sustituido por el Convenio Sectorial de Grandes Almacenes, por decisión de las representaciones de CCOO y FETICO en su día; y que el Acuerdo Laboral de febrero de 2002, que recoge mejoras de nuestro antiguo convenio, no fue firmado incomprensiblemente por CCOO. Es bueno recordar la trayectoria de cada cual en este proceso.

La Audiencia Nacional recoge las alegaciones de UGT en el sentido de que el nuevo acuerdo de modificación de condiciones no afecta al contenido del pacto laboral de 2002, mejorando su contenido en cuanto a la distribución de la jornada, que por el Convenio Colectivo de Grandes Almacenes de CCOO podría suponer el 10% de la anual, reduciendo el pacto al 6% dicha posibilidad.

Respecto a la protección ante la incapacidad laboral (bajas por enfermedad) recuerda la sentencia que el nuevo acuerdo supone aplicación de previsión contenida en el propio pacto colectivo de 2002, de manera que rebajado el índice de absentismo en la empresa, con las medidas de formación y seguimiento establecidas en el propio acuerdo, supondría recuperar con carácter general las condiciones del pacto de 2002, que mantienen en la actualidad aquellos centros con índice de absentismo no superior al 3,5%.

En cuanto a vacaciones se respetan las condiciones más beneficiosas de las compañeras y compañeros que cuentan con certificaciones individuales derivadas del pacto de 2002.

Sobre el nuevo sistema de incentivos en ventas, el pacto de 2002 no establecía regulación al respecto, con lo que no se ve afectado.

Respecto al trabajo en domingos y festivos, únicamente alcanzará a aquellas personas que lo tengan pactado en su contrato de manera expresa, no afectando a los demás, y en todo caso con los límites del Convenio de Grandes Almacenes.

Finalmente se incrementaron pluses que llevaban años congelados, lo que supone un balance positivo del acuerdo de modificación firmado el 31 de mayo pasado.

Con este nuevo acuerdo colectivo, que es homologado por la Audiencia Nacional, se conserva la aplicación de mejoras en nuestra empresa, respecto a la regulación del Convenio Colectivo de Grandes Almacenes, que era la alternativa que algunos, CCOO y USO, pretendían aplicarnos, por motivaciones y personalismos inconfensables.

http://www.fesmcugt.org/archivos/elementos/2018/sentencia_an_makro_25092018.pdf

2018-10-02T00:26:30+00:00martes, septiembre 25, 2018|Categories: Comercio, Noticias|Tags: , , , , , , , |